Al reiterar las reglas jurisprudenciales sobre la contribución de obra pública, Consejo de Estado precisa las dos circunstancias para que se configure su hecho generador

Al reiterar las reglas jurisprudenciales sobre la contribución de obra pública, Consejo de Estado precisa las dos circunstancias para que se configure su hecho generador

La Sección Cuarta del Consejo de Estado recordó que de conformidad con la primera regla unificada de decisión judicial fijada en la sentencia de unificación 2020-CE- SUJ-SP-001, del 25 de febrero de 2020, exp. 224731,

para determinar si se realiza el hecho generador de la contribución de los contratos de obra pública no es determinante el régimen contractual de la entidad que celebre el contrato de obra pública, sea el general de la Ley 80 de 1993 o un régimen exceptuado.

Explica la Sala que el elemento de la obligación tributaria se define en función del contrato celebrado, y no de la actividad o régimen jurídico de la entidad de derecho público. Lo anterior porque, a juicio de la Sala Plena, el artículo 6.° de la Ley 1106 de 2006 determinó que el hecho generador de la contribución de contratos de obra pública se realiza cuandoquiera que una entidad estatal celebre negocios que tengan por objeto una de las actividades descritas en el artículo 32 de la Ley 80 de 1993. Así, la sentencia de unificación precisó que la formulación jurídica del hecho generador en cuestión prescinde de consideraciones relacionadas con el régimen negocial que vincula a la entidad contratante, por lo que ese dato no es relevante a efectos tributarios.

Ahora bien, la segunda y tercera regla de unificación fijadas en la providencia que corresponde aplicar establecieron que:

2. Los contratos de obra pública y los contratos de que trata el artículo 76 de la Ley 80 de 1993 – contratos de exploración y explotación de recursos naturales, y las actividades comerciales e industriales, son dos categorías de contratos diferentes, en tanto tienen características y finalidades propias, que impiden que se trate de un mismo contrato.

3. La contribución no grava los contratos referidos en el artículo 76 de la Ley 80 de 1993, por cuanto no corresponden a los contratos de obra pública que son objeto de gravamen en el artículo 06 de la Ley 1106 de 2006.

Por lo anterior, para que se realice el hecho generador de la contribución de contratos de obra pública basta con que concurran dos circunstancias:

en primer lugar, que el negocio jurídico suscrito tenga por objeto «la realización de trabajos materiales sobre bienes inmuebles» y, en segundo lugar, que la parte contratante sea una entidad de derecho público. De ahí que esta corporación haya concluido que «el citado artículo 76 no establece una exención tributaria, sino un régimen jurídico contractual especial sobre un determinado tipo de contrato. Otra cosa es que la norma se refiera a una clase de contrato que no fue gravado por el artículo 6 de la Ley 1106 de 2006, que es la razón por la cual dicho contrato no se encuentra sujeto a la contribución»

Consulte el fallo aquí:

CE-SEC4-EXP2020-N22472_01204-01_Nulidad-Restab_20201203

Compartir

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn