Así han de aplicarse los factores de desempate contemplados por la contratación de adultos mayores

Así han de aplicarse los factores de desempate contemplados por la contratación de adultos mayores

Colombia Compra Eficiente se pronunció en un reciente concepto sobre la aplicación de los factores de desempate de ofertas contemplados en la Ley 2069 de 2020, la cual busca incentivar la contratación de adultos mayores en las empresas

Consideraciones de Colombia Compra Eficiente

La entidad recordó que los requisitos habilitantes o de participación, así como los criterios de evaluación o de calificación con puntos, son instrumentos por medio de los cuales se pretende la materialización del principio de selección objetiva en la contratación pública.

Sin embargo, en algunas ocasiones, así se establezcan requisitos habilitantes y factores de calificación óptimos, se presentan circunstancias de empate una vez aplicados estos criterios.

(…)

Dos ofertas resultan empatadas cuando obtienen la misma cantidad de puntos luego de aplicar las reglas establecidas en los pliegos de condiciones; u, ofrecen el mismo precio en los casos de mínima cuantía». Es decir, el empate es un evento en el cual dos o más oferentes alcanzan una puntuación similar, al ponderarse los criterios de calificación que, en principio, aplican al procedimiento de selección.

Colombia Compra Eficiente advirtió, no obstante, que “ni siquiera los casos de empate limitan el alcance de la selección objetiva en la contratación estatal”.

Por el contrario, en estos supuestos también debe mantenerse indemne tal postulado.

En consecuencia, el desempate no puede propiciarse acudiendo arbitrariamente a consideraciones subjetivas que no estén amparadas en el ordenamiento jurídico, sino que deben aplicarse los factores permitidos por las disposiciones normativas que regulan esta materia, entre las que se cuenta, el artículo 35 de la Ley 2069 de 2020. La jurisprudencia comparte la idea de que los criterios de desempate deben estar establecidos de antemano y constituyen un límite a la discrecionalidad administrativa en los procedimientos de selección.

En lo tocante a los factores de desempate contemplados en el artículo 35 de la Ley 2069 de 2020, la entidad precisó que “estos numerales no establecen un medio específico para acreditar las circunstancias a las que se refieren”.

Por lo tanto, corresponde a la entidad contratante analizar si el ordenamiento jurídico, en otras disposiciones legales o reglamentarias, exige un documento especial o si, por el contrario, hay libertad probatoria. Este análisis debe realizarse de manera independiente frente a cada numeral. En caso de que no exista «tarifa legal», es decir, en el evento en que la ley o el reglamento no definan un medio probatorio para acreditar la circunstancia correspondiente, la entidad estatal contratante tiene discrecionalidad para establecer en el pliego de condiciones o en el documento equivalente de qué manera el proponente podrá probar que se encuentra bajo la condición que permite aplicar la regla de desempate.

Por supuesto, el decreto reglamentario que expida el gobierno nacional para garantizar la cumplida ejecución de la Ley 2069 de 2020 podría establecer los medios de prueba, así como las autoridades encargadas de certificar las circunstancias del artículo 35. Sin embargo, mientras ello no suceda, deberá aplicarse el criterio indicado con anterioridad.

Consulte aquí el documento: Concepto CCE – adultos mayores – HM