¿En un proceso de insolvencia de persona natural no comerciante el deudor puede ser declarado interdicto? Esto dice la SuperSociedades

¿En un proceso de insolvencia de persona natural no comerciante el deudor puede ser declarado interdicto? Esto dice la SuperSociedades

La Superintendencia de Sociedades recibió una consulta planteada por un particular en la que se le indagaba sobre la posibilidad que en un proceso de insolvencia de persona natural no comerciante el deudor pueda ser declarado interdicto.

Consideraciones de la SuperSociedades

La entidad inición su análisis con una consideración fundamental:

[L]a interdicción, como categoría jurídica que prohibía a la persona natural discapacitada, el desarrollo de su capacidad de ejercicio, por sí misma, fue erradicada del ordenamiento jurídico a partir de la promulgación de la Ley 1996 de 2019, por medio de la cual “Se establece el régimen para el ejercicio de la capacidad legal de las personas con discapacidad mayores de edad.

Esa misma ley, recordó la SuperSociedades, “presume la capacidad de ejercicio plena de las personas con discapacidad mayores de edad, tal como lo señala el artículo 6°”:

ARTÍCULO 6º. PRESUNCIÓN DE CAPACIDAD. Todas las personas con discapacidad son sujetos de derecho y obligaciones, y tienen capacidad legal en igualdad de condiciones, sin distinción alguna e independientemente de si usan o no apoyos para la realización de actos jurídicos.

En ningún caso la existencia de una discapacidad podrá ser motivo para la restricción de la capacidad de ejercicio de una persona.

La presunción aplicará también para el ejercicio de los derechos laborales de las personas con discapacidad, protegiendo su vinculación e inclusión laboral.

Así las cosas,

actualmente resulta descartada cualquier posibilidad de que, en un proceso de reorganización de persona natural comerciante, en los términos de la Ley 1116 de 2006, pueda sobrevenir la declaración de interdicción del deudor, independientemente de la etapa en la cual se encuentre el proceso concursal.

SuperSociedades, oficio 220-157646 de 2022