Interrupciones inferiores a un mes entre la finalización y la iniciación de un contrato no desvirtúan la unidad contractual: Corte Suprema

Interrupciones inferiores a un mes entre la finalización y la iniciación de un contrato no desvirtúan la unidad contractual: Corte Suprema

La Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia recordó que en la sentencia CSJ SL3616-2020, que reiteró la CSJ SL5595-2019 y, esta a su vez, a la sentencia CSJ SL4816-2015, se establece que solo se consideran aparentes o formales las interrupciones cortas entre la finalización y la iniciación de uno y otro contrato, entendidas como aquellas inferiores a un mes, por lo que las que sean superiores, permiten inferir la intención de las partes de no darles continuidad. Sobre el particular, la Sala ha sido enfática en señalar frente al desarrollo lineal y la unidad del contrato de trabajo, que cuando median interrupciones breves, como podrían ser aquellas inferiores a un mes, estas deben ser consideradas como aparentes o meramente formales, sobre todo cuando en el expediente se advierte la intención real de las partes de dar continuidad al vínculo laboral, como aquí acontece.

Precisamente, la Sala señaló: (…) esta Sala de la Corte ha expresado que las interrupciones que no sean amplias, relevantes o de gran envergadura, no desvirtúan la unidad contractual, ello ha sido bajo otros supuestos, en los que se ha estimado que «las interrupciones por 1, 2 o 3 días, e incluso la mayor de apenas 6 días, no conducen a inferir una solución de continuidad del contrato de trabajo real (…).

Consulte el fallo aquí:

CSJ-SCL-EXP2021-N77039-SL574_Sentencia_20210215.doc

Compartir

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn