La DIAN precisa el término de permanencia efectiva de los activos repatriados e invertidos en Colombia a efectos del impuesto de normalización de tributaria

La DIAN precisa el término de permanencia efectiva de los activos repatriados e invertidos en Colombia a efectos del impuesto de normalización de tributaria

La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales -DIAN- fue consultada por un particular en los siguientes términos:

¿Cuál es el plazo por el cual se requiere mantener la inversión en Colombia, en relación con los recursos que fueron normalizados y repatriados al país en el año 2020, para acogerse a la normalización del 7.5% (50% de la base gravable), cuando la repatriación e inversión ocurrió el 15 de septiembre de 2020?

Consideraciones de la DIAN

El artículo 55 de la Ley 2010 de 2019 dispone respecto de la base gravable del impuesto complementario de normalización tributaria:

Artículo 55. Base gravable. La base gravable del impuesto complementario de normalización tributaria será el valor del costo fiscal histórico de los activos omitidos determinado conforme a las reglas del Título II del Libro I del Estatuto Tributario o el autoevalúo comercial que establezca el contribuyente con soporte técnico, el cual deberá corresponder, como mínimo, al del costo fiscal de los activos omitidos determinado conforme a las reglas del Título II del Libro I del Estatuto Tributario.

(…)

PARÁGRAFO 2o. Cuando los contribuyentes tomen como base gravable el valor de mercado de los activos omitidos del exterior y, antes del 31 de diciembre de 2020, repatríen efectivamente los recursos omitidos del exterior a Colombia y los inviertan con vocación de permanencia en el país, la base gravable del impuesto complementario de normalización tributaria corresponderá al 50% de dichos recursos omitidos.

Se entiende que hay vocación de permanencia cuando los recursos omitidos del exterior repatriados e invertidos en Colombia, permanecen efectivamente en el país por un período no inferior a dos (2) años, contados a partir del vencimiento del plazo de que trata el inciso anterior.

Al desarrollar esta disposición legal, recordó la DIAN, el Decreto 1010 de 2020 consagró por su parte:

Artículo 1.5.7.3. Repatriación de recursos omitidos que sean invertidos con vocación de permanencia. Cuando los contribuyentes repatrien recursos omitidos que sean invertidos con vocación de permanencia en el país, la base gravable del impuesto de normalización tributaria corresponderá al cincuenta por ciento (50%) del valor de los recursos omitidos que sean efectivamente repatriados, siempre y cuando se cumpla con la totalidad de las siguientes condiciones:

1. Que la base gravable del impuesto de normalización tributaria sea el valor de los recursos omitidos en el exterior, de conformidad con el parágrafo 2 del artículo 55 de la Ley 2010 de 2019.

2. Que los recursos omitidos del exterior sean efectivamente repatriados a Colombia antes del treinta y uno (31) de diciembre de 2020. Se entiende que los recursos omitidos del exterior son repatriados a Colombia cuando sean invertidos en el país.

3. Que los recursos omitidos del exterior que hayan sido efectivamente repatriados, sean invertidos con vocación de permanencia en el país, antes del treinta y uno (31) de diciembre del 2020. Se entiende que hay vocación de permanencia cuando los recursos omitidos del exterior repatriados e invertidos en Colombia, permanecen efectivamente en el país por un período no inferior a dos (2) años, contados a partir del vencimiento del plazo para efectuar las inversiones con vocación de permanencia.

De esta manera, sostiene la entidad,

de una interpretación literal del artículo 55 de la Ley 2010 de 2019 (cfr. artículos 27 y 28 del Código Civil) y su desarrollo reglamentario (cfr. artículo 1.5.7.3. ibídem) se entiende que el término mínimo de dos (2) años de permanencia efectiva de los activos repatriados e invertidos en Colombia cuenta “a partir del vencimiento del plazo para efectuar las inversiones con vocación de permanencia”, esto es, desde el 31 de diciembre de 2020. Por ende, el término de los dos años referido finaliza el 31 de diciembre de 2022.

DIAN, oficio 1058 [906452] de 2022