La SuperSociedades recuerda los indicadores de deterioro patrimonial y riesgo de insolvencia de una empresa

La SuperSociedades recuerda los indicadores de deterioro patrimonial y riesgo de insolvencia de una empresa

La Superintendencia de Sociedades, en el marco de una consulta elevada por un particular, recordó los indicadores de deterioro patrimonial y las entidades destinatarias de las normas que los regulan.

Consideraciones de la SuperSociedades

De forma particular, recordó la entidad, es el artículo 2.2.1.18.2. del Decreto 1074 de 2015 el que consagra los indicadores de deterioro patrimonial y riesgo de insolvencia:

ARTÍCULO 2.2.1.18.2. Alertas y criterios sobre deterioros patrimoniales y riesgos de insolvencia. En cumplimiento de lo dispuesto en el inciso tercero del artículo 4 de la Ley 2069 de 2020, los administradores sociales deben hacer monitoreos de los estados financieros, la información financiera y las proyecciones de la sociedad comercial, para establecer la existencia o posibilidad de deterioros patrimoniales y riesgos de insolvencia y, si estos existieren, de manera inmediata informarán los resultados y entregarán los soportes de tales análisis al máximo órgano social para que este pueda adoptar las decisiones correspondientes.

Sin perjuicio de lo dispuesto en normas especiales, los administradores deberán establecer la existencia de deterioros patrimoniales y riesgos de insolvencia, conforme a las razones financieras o indicadores pertinentes, según su modelo de negocio y los sectores en los cuales la sociedad comercial desarrolla su objeto social.

No obstante, los administradores deberán implementar los siguientes indicadores, si les son aplicables a su sociedad comercial:

Sumado a lo anterior, advirtió la SuperSociedades, el Decreto 1378 de 2021 establece que todas las sociedades comerciales y las sucursales de sociedades extranjeras radicadas en Colombia deben implementar los indicadores en comento.

No hacerlo cuando hay lugar a ello implica el incumplimiento de los deberes de los administradores, situación que puede llegar a comprometer su responsabilidad personal frente a la sociedad, frente a los socios y frente a terceros.

(…)

La implementación no es una simple formalidad. El resultado de la medición debe ser revelado, de manera que el máximo órgano social tenga claridad sobre la situación de la empresa, conozca los riesgos y pueda adoptar las decisiones a que haya lugar.

Implementados y analizados estos indicadores, se pueden presentar alguno de estos supuestos:

i) que no exista deterioro patrimonial ni riesgo de insolvencia; ii) que exista deterioro patrimonial pero no riesgo de insolvencia; iii) que no exista deterioro patrimonial pero sí riesgo de insolvencia; iv) que exista deterioro patrimonial y riesgo de insolvencia; v) que las mediciones le sean aplicables a la compañía, y vi) que las mediciones no sean aplicables a la compañía.

Consulte aquí el documento: SuperSociedades, oficio insolvencia – HM