Por varias presuntas infracciones al régimen de protección al consumidor, la SIC investiga a estas empresas

Por varias presuntas infracciones al régimen de protección al consumidor, la SIC investiga a estas empresas

La Superintendencia de Industria y Comercio -SIC- informó que inició “investigaciones administrativas en contra de CONSTRUIR COMUNDO S.A.S., por las presuntas vulneraciones al régimen de protección al consumidor, derivadas de las operaciones de crédito que realizas a través de las aplicaciones EASTBAY y POPCASH” por varias conductas presuntamente constitutivas de infracciones al régimen de protección al consumidor.

Cinco (5) son en concreto las conductas investigadas por la Superintendencia:

  1. Información presuntamente engañosa. Al suministrar información que carece de claridad, veracidad y precisión, respecto del plazo en el que se debe realizar el pago de la operación de crédito otorgada a través de las aplicaciones EASTBAY y POPCASH. De la misma manera, por no suministrar información veraz, clara y suficiente en relación con el cargo por el uso de la plataforma, al indicar que es “opcional” cuando aparentemente los consumidores no tienen la posibilidad de renunciar a tal cobro. 
  2. Falla de calidad de servicio, por presuntamente exigir el pago de la obligación crediticia antes de la fecha de vencimiento informada, por ejecutar un proceso de cobro impetuoso y agresivo, con presuntas amenazas y difundiendo la información del crédito con los conocidos de los consumidores y por desembolsar una suma de dinero inferior al valor aprobado. 
  3. Cláusulas abusivas. Al Estipular en los “Términos y condiciones generales del uso de la aplicación” cláusulas que presuntamente son abusivas, por limitar la responsabilidad del proveedor de las obligaciones que por Ley le corresponde, al presumir la renuncia de los derechos de los consumidores establecidos en la Ley y por trasladar al consumidor la responsabilidad del proveedor.
  4. No contar con mecanismos de atención de PQRS, al no disponer de mecanismos para que los consumidores puedan radicar sus peticiones, quejas y reclamos, de tal manera que les quede constancia de la fecha y hora de radicación y un mecanismo para su seguimiento, ni de un enlace visible para que los consumidores puedan ingresar a la página de la autoridad de protección al consumidor de Colombia.
  5. No atender los requerimientos de información realizados por la Autoridad, lo cual podría configurarse como una presunta trasgresión a las órdenes impartidas por la Superintendencia en ejercicio de sus funciones y facultades.

La SIC también también investiga a algunas de estas compañías en materia de habeas data, pues cuentan con aplicaciones “mediante [las cuales] se recolectaron datos personales de carácter sensible al momento de  la solicitud de créditos digitales, sin presuntamente contar con la autorización previa y expresa de los ciudadanos y sin que se les informara las finalidades específicas  para las cuales se recolectaron sus datos y los derechos que les asisten en virtud de dicha autorización, en los términos señalados por la Ley 1581 de 2012”.

Fuente/con información de: SIC