¿Qué dice la academia frente al impuesto al patrimonio bajo la nueva reforma tributaria?

¿Qué dice la academia frente al impuesto al patrimonio bajo la nueva reforma tributaria?

La academia, según han reportado diferentes medios, tiene opiniones encontradas cuando se trata del impuesto al patrimonio propuesto en la nueva reforma tributaria que se tramita en el Congreso de la República.

Del proyecto de reforma que se discute, según destacó Portafolio, son tres (3) los aspectos neurálgicos del referido impuesto:

  • Impuesto al patrimonio permanente, desde los $3.000 millones;
  • Tarifas marginales, con una tasa de 0,5% para los patrimonios líquidos entre los $3.000 millones y los $5.000 millones, y de 1% desde los $5.000 millones;
  • Los primeros $502 millones del valor patrimonial de la vivienda de habitación se resten de la base gravable del impuesto

Lo que dice la academia

Un sector importante de la academia coincide en la necesidad de abordar el impuesto al patrimonio bajo el esquema presentado en el proyecto de reforma tributaria.

Creo que el diseño que trae la reforma es bueno, incluso generoso, porque arranca a cobrar solamente para personas que tengan desde $3.000 millones, y solo sobre la parte que excede aquello que se permite como provisión para vivienda propia, que no es una parte modesta”, aseguraron desde la Facultad de Economía de la Universidad de Los Andes.

Otro sector aborda el análisis con más cautela. Para el Centro de Pensamiento de Política Fiscal de la Universidad Nacional de Colombia “existen grandes diferencias en patrimonio entre personas naturales”.

Según cálculos del Centro de Pensamiento de Política Fiscal de la Universidad Nacional, respecto al 10% de las personas con menores patrimonios líquidos en el país, el 1% de las personas con los mayores patrimonios tiene un patrimonio líquido 960 veces superior. Adicionalmente, el 10% de las personas con los mayores patrimonios concentra el 52% del patrimonio líquido total declarado, mientras que el 10% de las personas con menores patrimonios apenas el 0.21%.

Para la Universidad Pontificia Bolivariana “muchas personas han incrementado su patrimonio vía endeudamiento, y aportes, lo que representa pasivos que muchas veces los impuestos no consideran”.

No hay evidencias desde el punto de vista económico que indiquen que efectivamente, con un impuesto cargado a la riqueza o a los patrimonios, podamos tener un incremento en la competitividad.

Fuente/con información de: Revista Portafolio