Tras la nulidad de un negocio jurídico, monto de los frutos debe actualizarse desde que se percibieron o debieron producirse hasta cuando efectivamente sean satisfechos: Corte Suprema

Tras la nulidad de un negocio jurídico, monto de los frutos debe actualizarse desde que se percibieron o debieron producirse hasta cuando efectivamente sean satisfechos: Corte Suprema

La Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia indicó que a lo largo de su jurisprudencia se ha reconocido la posibilidad de que los particulares pacten cláusulas de ajuste con base en la normatividad del sistema de Unidad de Poder Adquisitivo Constante -UPAC- creado con el propósito de facilitar el acceso masivo a la vivienda. Explica la Corte que las restituciones mutuas, adicional a la necesidad de imponer una sanción, deben reparar un daño emergente, evitar un enriquecimiento sin causa, preservar el equilibrio contractual o de asegurar la plenitud del pago. Estos han sido los principios complementarios de reparación integral, justicia y equidad.

Adicionalmente, argumentó que, tratándose de frutos expresados en cánones de arrendamiento, su puesta a valor presente estaba garantizada por el reajuste anual fijado legal o contractualmente, por lo que corregirlos monetariamente sería redundante. En este orden de ideas, se observa que,

bajo los argumentos de literalidad de la ley e inconveniencia, la Corte ha proscrito hasta la fecha el reconocimiento de la corrección monetaria para los frutos que deben abonarse como resultado de la aniquilación de un negocio jurídico, como la nulidad o la resolución, o de la mera restitución de un bien. (…) En esta oportunidad, al estudiar nuevamente el tema con ocasión del cargo sub examine, la Sala encuentra razones suficientes para modificar la línea de pensamiento que se acaba de memorar, y reconocer, en general, que el monto de los frutos debe actualizarse desde que se percibieron o debieron producirse hasta cuando efectivamente se satisfacen, descontados los gastos que se prueben o que razonablemente conlleva obtenerlos. (…) En tal sentido, lo primero que se reafirma es que conforme al estado actual de la jurisprudencia que se ha reseñado, la persona que en últimas tiene derecho a percibir los rendimientos que genera un bien se ve abocada a recibir la suma dineraria en que se tasaron originalmente.

Consulte el fallo aquí:

CSJ-SCC-EXP2021-N00633-02-SC2217_Sentencia_20210609

Compartir

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn