No es procedente el llamamiento en garantía a empleadores por parte de la UGPP frente al no pago de aportes: Consejo de Estado

No es procedente el llamamiento en garantía a empleadores por parte de la UGPP frente al no pago de aportes: Consejo de Estado

Al resolver el recurso de apelación promovido en contra de un auto que negaba el llamamiento en garantía por parte de la UGPP a la DIAN, la Sección Segunda del Consejo de Estado se pronunció sobre la procedencia de esta figura procesal en los eventos de no pago de aportes al Sistema General de Pensiones. En el caso analizado por la Sala, la UGPP había llamado en garantía a la DIAN en su calidad de empleadora y ante su incumplimiento del pago de los aportes al Sistema General de Pensiones.

El llamamiento en garantía es una figura procesal con la que cuentan las partes dentro del litigio para exigir la vinculación de un tercero que pueda llegar a tener un interés directo en las resultas del proceso, en caso de una sentencia condenatoria; al llamado en garantía se le podrá exigir una indemnización por el perjuicio causado, el reembolso total o parcial del pago que tuviere que hacer el llamante o el pago conjunto de la condena que imponga la autoridad judicial.

Para que proceda la intervención de un tercero en calidad de garante, debe existir una relación en la que se evidencie que el llamado en garantía está obligado a resarcir un daño, pues de lo contrario, la vinculación del mismo no tendría un fundamento legal para responder.

Según sostiene la Sección Segunda, bajo la circunstancia del incumplimiento de la obligación aludida, las entidades administradoras de pensiones pueden hacer efectivo el cobro de los aportes de cotización pensional que corresponda a los empleadores mediante la acción coactivo que consagra el artículo 24 de la Ley 100 de 1993. Por tal razón

no es procedente el llamamiento en garantía que haga la entidad encargada del reconocimiento prestacional a quien tiene la obligación de realizar el pago de los aportes al Sistema General de Pensiones, pues entre una y otra no existe una relación legal o contractual para solicitar su vinculación.

Tal postura ha sido pacífica al interior de esta sección4 en los casos en donde se solicita por parte de la administradora de pensiones el llamamiento en garantía de aquel empleador que no había efectuado el pago de los aportes sobre los cuales se ordenaría la reliquidación de la pensión, como el estudiado en el sub lite, pues se indicó que esta figura procedía cuando entre el llamado y el llamante existiera una relación de garantía de orden real o personal de la que surge la obligación de resarcir un perjuicio o de efectuar un pago que pudiera ser impuesto en la sentencia que decida el respectivo proceso, razón por la que se negaba la solicitud.

En virtud de lo anterior, para el Consejo de Estado no existe vínculo legal o contractual entre la accionada y la llamada en garantía que permita justificar su vinculación en el proceso. La UGPP, sostiene la Sala, contaba con otro medio para repetir contra ésta en caso de prosperar las pretensiones de la demanda; esto es, a través de la acción de cobro coactivo de que trata el artículo 24 de la Ley 100 de 1993.

Consulte aquí el documento: 66001-23-33-000-2017-00593-01(5384-18)_20210304